Día de la salud mental: Una oportunidad para mirar de otro modo a quienes padecen trastorno mental

Actualizado: oct 10



Como todos los años, por iniciativa de la Organización Mundial de la Salud, este 10 de octubre conmemoramos el Día Mundial de la Salud Mental. En esta oportunidad, en la particular circunstancia de que el mundo entero está siendo azotado por la pandemia de Covid-19 y muchos países instrumentaron cuarentenas u otras medidas que implican restricciones a las libertades individuales o distanciamiento social con el fin de amortiguar su efecto.


A esta altura de los acontecimientos es innegable que tanto la pandemia como las medidas restrictivas impuestas por los gobiernos están causando daños importantes en la economía y en la salud mental de las personas. Los trabajadores ven amenazadas sus fuentes de trabajo, muchas pequeñas y grandes empresas se ven obligadas a cerrar o reducir personal, los jóvenes en edad escolar quedan privados de la interacción social con sus compañeros y docentes, los enfermos temen asistir a los centros de salud por lo que sus patologías son desatendidas, los ancianos y enfermos mentales son sometidos a un mayor aislamiento, muchísimas personas pierden sus empleos, caen en la pobreza o ven reducidos drásticamente sus ingresos, y todos vivimos con miedo a la enfermedad o la muerte.


Frente a este estado de cosas, tanto la Organización Mundial de la Salud como otras instituciones que trabajan en el tema prevén que las necesidades de asistencia en salud mental se van a incrementar en los próximos meses o años. Llegan a pronosticar que la pandemia por Covid-19 va a ser seguida por una auténtica pandemia de salud mental, y en función de esto se reclama a los estados mayores inversiones para afrontar la contingencia. De hecho, el lema propuesto por la OMS para este Día de la Salud Mental es:

una oportunidad para impulsar un aumento a gran escala de la inversión en salud mental

Desde el Centro de Asistencia al Suicida acompañamos esta iniciativa. De hecho, vemos que lejos de mejorarse los sistemas públicos de salud mental, muchos recursos de salud pública fueron orientados a la contención de la pandemia por lo que las personas con problemas emocionales no encuentran una respuesta adecuada por parte del Estado.


Sin embargo, fieles a nuestra cultura institucional, no podemos dejar de reconocer que la salud mental es un problema demasiado importante como para dejarlo solo en manos de gobiernos o instituciones. Desde su fundación en 1967 nuestra asociación promueve lo que en esa época se llamó “psiquiatría comunitaria” y que hoy podríamos llamar “prevención comunitaria en salud mental”; y que básicamente consiste en formar a personas comunes para que desde sus actividades cotidianas actúen como agentes de prevención en salud mental realizando acciones concretas. El ideal que persigue esta iniciativa es que todas las personas tengan acceso dentro de su comunidad a una asistencia inmediata y gratuita frente a una crisis emocional. Esto no reemplaza a los sistemas tradicionales de salud mental, pero pretende dotarlos de una universalidad e inmediatez que en este momento no tienen.

Estamos convencidos de que todos podemos asistir en una crisis de emocional y todos podemos prevenir un suicidio. Esto implica, por supuesto, un proceso de formación que debe alcanzar no solo a los profesionales sino, idealmente, a todas las personas. Es en este sentido que desde sus inicios el Centro de Asistencia al Suicida desarrolla acciones de capacitación dirigidas a toda la comunidad como difusión, cursos, charlas y talleres. En este momento, y pese a las restricciones que impone el distanciamiento social estamos realizando más actividades formativas que nunca antes:


-Nuestra página web: www.asistenciaalsuicida.org.ar con información útil sobre prevención del suicidio que es una de las páginas sobre la temática más visitadas en el mundo.

-Nuestro blog: www.asistenciaalsuicida.org.ar/novedades que también llega a miles de personas con reflexiones sobre eventos de actualidad , actividades de la institución, campañas, homenajes y recursos para la prevención del suicidio.


-Nuestras redes sociales: Facebook e Instagram @AsistenciaAlSuicida.ar y Twitter @AsistenciaAlSui, donde difundimos el contenido de nuestro sitio web, nuestro blog y mensajes motivacionales.


-Nuestras apariciones en medios masivos de comunicación cada vez que somos invitados para llegar a más personas con las pautas básicas de prevención en salud mental y prevención del suicidio.


-Nuestro curso para aspirantes, donde todos los años se forman gratuitamente decenas de interesados, algunos de los cuales ingresan como voluntarios a nuestra línea de prevención del suicidio, pero todos ellos incorporan herramientas para la asistencia a personas en crisis que podrán emplear en su vida cotidiana (este año vía zoom). Más información aquí.


-Nuestro curso para profesionales, en el que médicos, psicólogos, docentes, bomberos, personal de las fuerzas de seguridad, y todo aquel que en el ejercicio de su profesión tenga trato frecuente con personas a las que eventualmente pudiera brindarles asistencia, adquieren herramientas útiles para la prevención del suicidio y la asistencia a personas en crisis (actividad arancelada, este año vía zoom). Más información aquí.


- Nuestras charlas de prevención en salud mental, en las que miles de personas pueden escuchar en vivo a profesionales destacados que hablan sobre temas específicos (este año por Facebook Live). Más información aquí.


-Y, por supuesto, nuestra Línea de Asistencia al Suicida: en la que miles de personas que atraviesan crisis emocionales, con o sin ideación suicida, familiares y allegados, reciben asistencia gratuita, anónima y confidencial. Más información aquí.

Para hacer frente al incremento de los problemas emocionales o de salud mental que muchos pronostican y que ya estamos viendo en nuestras comunidades, la acciones de los estados nacionales, provinciales o municipales será de vital importancia, pero como ciudadanos de a pié, es mucho lo que podemos hacer: Por empezar, informarnos y capacitarnos, pero fundamentalmente, asumir una actitud más comprensiva y compasiva hacia las personas con problemas emocionales que nos permita brindar escucha, contención y acompañamiento a todo aquel que lo necesite. Si cada uno desde su lugar se lo propone, podremos alivianar los efectos de esta crisis de salud mental y ayudar a construir una sociedad mejor.

518 vistas

Colaboran con el Centro de Asistencia al Suicida:

1/2

Línea de prevención del suicidio: tel:135 (línea gratuita)

(011)5275-1135 desde todo el país

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Blogger Social Icon
  • Instagram Social Icon

Si Usted también quiere colaborar, su aporte desde solo $ 50, hará que podamos brindar mejor asistencia a cada vez más personas que la necesitan. Ingrese aquí para registrar su donación.