Sobre la Prevención del suicidio en Familiares o Amigos

¿Es posible darse cuenta si un familiar o amigo corre riesgo de suicidio?


La ideación suicida presenta más signos de advertencia de los que comúnmente se cree, lo que sucede es que para la mayoría de nosotros, es difícil aceptar que nuestro familiar o amigo esté pensando en el suicidio. Tendemos, en general, a ignorar o negar estas señales, y esta negación se da más a menudo y con mayor fuerza cuando la relación es más cercana. Creemos que "esas cosas le ocurren a otros". Pero es importante que prestemos atención y que dejemos de ignorar las señales porque este puede ser un primer paso para prevenir un suicidio.




¿Qué situaciones pueden aumentar el riesgo de suicidio de un familiar o amigo?


Cualquier crisis vital o situacional puede aumentar el riesgo de suicidio: La adolescencia, el retiro jubilatorio, una ruptura sentimental, una separación, la pérdida del empleo, una pérdida económica importante, la menopausia o una enfermedad grave o discapacitante. Debemos prestar especial atención en estas circunstancias, aunque algunas crisis transcurren en silencio, como situaciones de abuso sexual, de bullying escolar, de grooming o extorsión en las redes sociales, o de fracaso escolar o profesional; por lo que es bueno prestar atención siempre al discurso, el estado de ánimo y los cambios de conducta de nuestros seres queridos.

Ver también Orientación para familiares y amigos en la prevención del suicidio.




¿Es verdad que el que avisa no se suicida?


Hay señales que son tan claras como que el propio afectado por las ideas suicidas diga textualmente "me quiero matar", "un día de estos me pego un tiro" o cosas por el estilo, no una sino varias veces. Increíblemente, nuestro poder de negación es tal que aún frente a señales tan directas podemos negar la situación. Pensamos que no lo dice en serio, que él es así de exagerado, que nos está manipulando, o nos tranquilizamos pensando que "perro que ladra no muerde" y que si tanto habla del suicidio seguramente no lo cometerá. Lamentablemente eso no es cierto, la experiencia dice que muchas personas que cometen suicidio lo avisan antes una o muchas veces a sus allegados. Por eso nunca hay que tomar estas expresiones a la ligera.

Ver también: Mitos sobre el suicidio.




¿Qué señales pueden advertirme de que un familiar o amigo pueda estar en riesgo de suicidio?


Hay veces que las señales son muy claras, como que el propio afectado diga "me quiero matar", "hay veces que me dan ganas de pegarme un tiro" o cosas por el estilo; otras veces este tipo de expresiones se ocultan bajo la forma de metáforas o indirectas como "quisiera irme de viaje y no volver más" o "van a estar mejor cuando yo no esté". Pero en muchos casos, especialmente en adolescentes, la ideación suicida no se verbaliza ante la familia; aún en esos casos, un cambio en el estado de ánimo o en la conducta puede advertirnos de que algo está pasando. No siempre la persona con ideación suicida se muestra angustiada o pide ayuda. Muchas personas que piensan en el suicidio experimentan un adormecimiento emocional y pueden mostrarse frías o distantes; pueden guardar sentimientos de decepción o enojo hacia sus semejantes por lo que muchas veces en lugar de buscar ayuda se aíslan, muchos sienten que nadie los puede ayudar o que a nadie le importa lo que le está pasando, pueden mostrarse muy enfadados y difíciles de tratar, o por el contrario pueden ocultar todo resentimiento como si quisieran hacer las paces con el mundo y hasta regalar sus objetos más preciados. Debemos estar atentos a todas estas señales.

Ver también: Orientación para familiares y allegados en la prevención del suicidio.





Sobre el Centro de Asistencia al Suicida

¿Qué es el Centro de Asistencia al Suicida Buenos Aires?


Somos una asociación sin fines de lucro fundada en Buenos Aires1967 con objeto de brindar asistencia a personas con ideación suicida, familiares o allegados y desarrollar otras acciones tendientes a la prevención del suicidio. Además de la asistencia telefónica, son misiones del Centro de Asistencia al suicida, la investigación, la capacitación y la difusión en relación a la problemática del suicidio.




¿Qué servicios brinda el Centro de Asistencia al Suicida?


El principal servicio que brindamos a nuestra comunidad es nuestra línea de prevención del suicidio (135 línea gratuita desde Buenos Aires y Gran Buenos Aires o (011) 5275-1135 desde todo el país) en la que proveemos asistencia gratuita, personal, confidencial y anónima a personas en crisis o con riesgo de suicidio, familiares o allegados. Complementariamente, contamos con un equipo de profesionales de la salud mental que brinda asesoramiento y apoyo gratuitos a instituciones educativas o comunitarias preocupadas por la problemática del suicidio, participamos en congresos nacionales e internacionales de suicidología y sostenemos una presencia activa en los medios de comunicación e internet a fin de educar y concientizar a la población sobre la prevención del suicidio.




¿Cómo se financia el Centro de Asistencia al Suicida?


No recibimos aportes permanentes del estado ni privados, por lo que nos sostenemos con el trabajo generoso y gratuito de nuestros voluntarios y el aporte desinteresado de nuestros socios y algunas empresas. Estamos abiertos, por supuesto, a recibir colaboraciones de terceros siempre que sean igualmente desinteresadas.




¿A qué credo o ideología responde el Centro de Asistencia al Suicida?


Somos una organización no religiosa y apolítica, respetuosa de todos los credos e ideologías. Por nuestro compromiso de brindar la mejor asistencia a todos los consultantes, no podemos comprometernos formalmente con ningún credo o ideología, pero somos muy respetuosos de las ideas y creencias de nuestros consultantes, ya que muchas veces las creencias y compromisos espirituales que actúan como factores protectores.




¿Quién nombra a las autoridades del Centro de Asistencia al Suicida?


Como Asociación Civil, la Asamblea de Socios es quién designa por votación al Presidente, Vicepresidente, demás cargos ejecutivos y miembros de la Comisión Directiva. A su vez, es la Comisión Directiva quien toma todas las deciciones administrativas importantes y nombra a los miembros del Equipo Profesional y las subcomiciones para tareas específicas.




¿Quiénes pueden ser socios del Centro de Asistencia al Suicida?


Cualquier persona mayor de edad puede solicitar asociarse. Esta solicitud deberá ser aprobada por la Comisión Directiva. Los socios asumen la obligación de pagar una cuota social y pueden participar en la Asamblea de Socios. La mayoría de los socios son voluntarios que se asocian como una forma de colaborar con la institución.




¿Quiénes pueden ser voluntarios del Centro de Asistencia al Suicida?


El único requisito formal para ser voluntario de asistencia telefónica es ser mayor de 21 años, No se piden estudios previos pero sí un curso preparatorio. Los interesados deberán completar un formulario en www.casbuenosaires.org.ar/voluntariado, para luego ser convocado a una charla informativa. Si después de interiorizarse de los pormenores de la tarea deciden seguir adelante comenzarán el curso de entrenamiento que dura entre 6 a 10 meses. Solo si al finalizar el curso el aspirante se siente capacitado para la tarea y es aprobado por el equipo profesional, se incorporará a la institución como voluntario.




¿Cuántos voluntarios integran el Centro de Asistencia al Suicida?


Actualmente contamos con más de 20 voluntarios dedicados a la asistencia telefónica que cubren guardias de 4 hs. semanales, más los miembros del equipo profesional que también son voluntarios. Aún no llegamos a cubrir las 24 hs. los siete días de la semana como es nuestra intención, pero continuamente estamos formando más voluntarios y nuestro staff va aumentando año tras año. Si le interesa sumarse a nuestro voluntariado puede contactarnos por email o en nuestra página de voluntariado.





Sobre Nuestra Línea de Prevención del Suicidio

¿Quiénes pueden llamar a la línea 135 de prevención del suicidio?


Cualquier persona que esté sufriendo una crisis emocional, tenga o no pensamientos suicidas o cualquier persona preocupada por una crisis emocional o el riesgo de suicidio de un familiar o allegado. Si usted tiene dudas sobre si esta línea es para usted o lo puede ayudar de alguna forma, la recomendación es que llame.




¿Por qué la línea de Prevención del Suicidio tiene horarios de atención?


Sabemos que ni las crisis emocionales, ni los pensamientos suicidas, ni el riesgo de suicidio tienen horario, por eso nos gustaría poder brindar un servicio de 24 hs. Sin embargo, nuestro servicio está basado en el trabajo voluntario de personas que generosamente donan su tiempo para asistir a sus semejantes, y aún no contamos con suficientes voluntarios. Permanentemente estamos formando más voluntarios para cubrir horarios más amplios. Los horarios que están actualmente cubiertos se publican en nuestra página.




¿Por qué aún llamando en los horarios de atención muchas veces la línea da ocupado?


Por el momento solo podemos contar con un voluntario por guardia y por nuestra modalidad de asistencia cada llamada puede durar mucho tiempo. Esto hace que la línea pueda estar ocupada por períodos prolongados. Por eso nos vemos en la necesidad de pedirle a nuestros consultantes que en caso de no ser atendidos vuelvan a intentar más tarde.




¿En qué consiste la ayuda que brindan en la línea de prevención del suicidio?


El consultante que se comunica con nuestra línea de prevención del suicidio básicamente encontrara a un voluntario a quien le importa él, lo que siente y lo que le pasa, y que está donando su tiempo para escucharlo, sin recibir nada a cambio más que la satisfacción de haber podido ayudar. La escucha que realizamos es una escucha activa, es decir, nos interesamos y preguntamos sobre todos los detalles relevantes de la vida y la situación del consultante, para luego acompañarlo en la reflexión sobre posibles alternativas frente a la particular circunstancia que le toca vivir. No podemos ofrecer ayuda material ni asistencia presencial, pero la asistencia es personal y en ella se produce un encuentro de uno a uno. No somos una línea de derivación, aunque algunas veces sugerimos servicios gratuitos o de asociaciones sin fines de lucro. No brindamos ayuda terapéutica, aunque algunas veces la recomendamos. Respetamos la libertad del consultante, por lo que, si bien podemos sugerir acciones concretas, nunca damos indicaciones taxativas. En todos los casos respetamos las creencias e ideas del consultante. Y fundamentalmente respetamos su intimidad, por lo que nuestro servicio es confidencial y anónimo.




¿Cuál es el alcance del compromiso de confidencialidad y anonimato de la línea de prevención del suicidio?


Entendemos que para el consultante pueda hablar con libertad y contar lo que realmente siente o le está pasando a fin de que lo podamos ayudar en la búsqueda de alternativas, debe contar con ciertas garantía de confidencialidad y anonimato. A tal fin, el Centro de Asistencia al Suicida se compromete a: No registrar los números de las llamadas entrantes. No grabar las llamadas. No registrar datos filiatorios (el nombre de pila podrá ser requerido a fin de facilitar el diálogo y el acercamiento). No hacer público, ni siquiera en forma anónima el contenido de las conversaciones.




¿Por qué el voluntario no da su nombre?


Lo que importa en el momento de la consulta es lo que le pasa, lo que siente y la historia del consultante; y la reflexión que este pueda hacer sobre su propia circunstancia en base a sus propios recursos. En este contexto, el rol del voluntario es secundario, nosotros estamos solo para escuchar y acompañar en el proceso, por lo que toda referencia a nosotros, nuestras experiencias o nuestros recursos es distractora. Por otra parte la consulta no es una terapia ni otro tipo de proceso que requiera seguimiento, comienza y termina en el llamado, por lo que el consultante no necesita conocer el nombre de la persona que lo atendió. Si el consultante requiere volver a llamar, será otra consulta y cualquiera de nuestros voluntarios está igualmente capacitado para atenderla. Pero el motivo más válido para preservar el anonimato del voluntario es en realidad el respeto a la intimidad del consultante. Un pacto de confidencialidad y anonimato es mucho más fuerte cuando es mutuo, ya que esto obstaculiza toda posibilidad de contacto posterior a la llamada.





Sobre las estadísticas que lleva el Centro de Asistencia al Suicida

¿Confecciona el Centro de Asistencia al Suicida, estadísticas sobre ideación suicida, intentos de suicidio o suicidios consumados?


Nuestra tarea está orientada hacia la asistencia primaria a personas en crisis o ideación suicida, familiares y allegados, por lo que no tenemos datos sobre suicidios o intentos. Las únicas estadísticas que podemos llevar son sobre los llamados a nuestra línea de asistencia y prevención, pero la cantidad de llamados a esta línea se relaciona más con nuestras propias tareas de difusión que con el aumento o disminución de la ideación suicida en la población, por lo que no debe ser interpretada como un indicador de ideación suicida.

Para datos oficiales sobre suicidios en Argentina se puede consultar las “Estadísticas Vitales” publicadas por el Ministerio de Salud.




¿Cuántas personas llaman mensualmente al Centro de Asistencia al Suicida?


La cantidad de llamados que recibimos ha ido en aumento en los últimos años como consecuencia de mejores políticas de difusión mediante notas periodísticas que aparecen en los medios y publicaciones en Internet, y de la incorporación de más voluntarios que cubren cada vez más horarios. Actualmente recibimos aproximadamente 200 llamados efectivos mensuales, pero confiamos en que cada vez más personas que lo necesiten tomen conocimiento de nuestro servicio y más voluntarios se sumen a nuestro proyecto, por lo que esa cifra debería seguir aumentando.




¿Qué edad tienen los consultantes a nuestra Línea de Asistencia al Suicida?


Se reciben llamadas de todas las edades. Incluso hemos recibido algunos llamados de menores de 12 años y mayores de 80. Sin embargo, más de la mitad de los consultantes tienen edades medias, entre 20 a 60 años. Esto resulta paradójico, ya que la mayor cantidad de suicidios según datos del Ministerio de Salud se producen entre adolescentes (15 a 24 años) y adultos mayores (más de 80 años). El hecho de que estos grupos etarios llamen en menor proporción a nuestra línea de asistencia puede deberse a que tenemos menos llegada en la difusión a estos segmentos o a que los adolescentes y adultos mayores tienen mayor reticencia a la hora de pedir ayuda, posiblemente por vergüenza, impulsividad o prejuicios. De cualquier modo, se reciben muchas consultas de familiares o allegados de adolescentes y también de adultos mayores con ideación suicida, a quienes asesoramos para que se involucren activamente en la prevención del suicidio de estas personas.




¿Llaman más varones o mujeres a la Línea de Asistencia al Suicida?


Más de dos tercios de las llamadas son de mujeres. Esto también resulta paradójico porque según estadísticas del Ministerio de Salud cuatro de cada cinco suicidios son masculinos. Esto indica claramente que hay diferencias biológicas o culturales en la progresión del proceso suicida entre varones y mujeres. Podemos afirmar que, en general, las mujeres están más dispuestas a pedir ayuda que los hombres, y posiblemente el suicidio masculino esté más cargado de impulsividad por lo que se dificultan las tareas de prevención. Estas dificultades representan un desafío para las asociaciones de prevención del suicidio y para la nuestra cultura comunitaria que impone un modelo “macho autosuficiente” que tanto daño le hace a los propios varones.




¿Por qué motivos llaman los consultantes a la Línea de Asistencia al Suicida?


Uno de cada cuatro llamados no se relaciona con ideación suicida propia sino con la preocupación por las ideas suicidas de amigos o familiares. Estos llamados también suelen ser muy productivos tanto en el asesoramiento sobre cómo tratar a su familiar o amigo como en la contención de la persona que se enfrenta tal situación, muchas veces en soledad.

De los consultantes que llaman por crisis emocionales o ideación suicida propias, los problemas más mencionados son: Conflictos de pareja, familiares o rupturas, tristeza o soledad y problemas asociados con la enfermedad mental, entre otros. Un denominador común es la soledad, ya sea porque el consultante vive solo o por la falta de un dialogo afectivo y contenedor en su grupo familiar o de amigos. Por eso insistimos en que la construcción de relaciones afectivas saludables es un buen antídoto contra la ideación suicida.




¿Qué riesgo real de suicidio tienen los consultantes al Centro de Asistencia al Suicida?


Nuestro compromiso de confidencialidad y anonimato nos impide hacer un seguimiento de los casos, por lo que solo podemos evaluar el riesgo desde el discurso del consultante. Desde esa perspectiva podemos comprobar que nuestros consultantes se encuentran en distintas etapas del proceso suicida en proporciones bastante homogéneas: Consultantes con preocupación o angustia pero sin ideas suicidas (riesgo nulo), consultantes con ideas de muerte o fantasías suicidas difusas (riesgo bajo), consultantes con pensamientos suicidas más firmes y que incluso pudieron esbozar un plan, pero que siguen buscando alternativas activamente (riesgo medio) y consultantes casi decididos o que incluso tuvieron un intento reciente y se muestran muy desalentados frente a las posibles alternativas (riesgo alto). Los llamados de emergencia (suicidio en curso o inminente) son realmente muy escasos.





Preguntas Frecuentes

 

El centro de Asistencia al Suicida es una institución de la comunidad y para la comunidad, es por eso, que más allá del compromiso de anonimato y confidencialidad que mantenemos con nuestros consultantes, pretendemos ser transparentes en todo lo que hace a nuestros fines, nuestras acciones y nuestro funcionamiento. En tal sentido, y para facilitar la necesaria comunicación de ida y vuelta con la comunidad a la que pertenecemos, que es fuente de todos nuestros recursos humanos y materiales y que es objeto de nuestra tarea,  proponemos esta página de preguntas frecuentes. Opcionalmente, para cualquier otra consulta que no esté incluida en este listado estamos a su disposición por email o en nuestra página de contacto.

Centro de Asistencia al Suicida-Buenos Aires

Colaboran con el Centro de Asistencia al Suicida:

1/2

Línea de prevención del suicidio: tel:135 (línea gratuita)

(011)5275-1135 desde todo el país

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Blogger Social Icon
  • Instagram Social Icon

Si Usted también quiere colaborar, su aporte desde solo $ 50, hará que podamos brindar mejor asistencia a cada vez más personas que la necesitan. Ingrese aquí para registrar su donación.