Para ver la segunda temporada de "Por 13 Razones"


En estos días Netflix anunció el estreno de la segunda temporada de "Por 13 Razones". Damos por descontado que ésta temporada se convertirá en un éxito de audiencia, tal como fue la primera.

En un reportaje a su protagonista que publicó el diario “Clarín” se dan adelantos sobre la temática, el hilo argumental y hasta los recursos cinematográficos y narrativos que se emplearon en el rodaje.

En general entendemos que se profundizaran los conflictos ya desarrollados en la primera temporada exponiendo problemáticas sociales como el suicidio adolescente, el abuso sexual y la indiferencia de una sociedad que suele mirar para otro lado.

Hay que reconocer el profundo impacto que tuvo la serie y que seguramente seguirá teniendo para la visualización y difusión de estos problemas sociales. Ocultarlos no nos sirvió en el pasado por lo que creemos que ponerlos a la luz es y será un aporte positivo para su prevención del suicidio y otras problemáticas adolescentes. Sin embargo, también debemos decir que la serie recibió cuestionamientos por parte de profesionales y asociaciones que trabajan en la prevención del suicidio, no porque se muestren estos temas sino por cómo se lo hace.

Según se adelanta en el diario Clarín, los realizadores tomaron nota de algunos de estos cuestionamientos y para la segunda temporada no se incluyeron escenas explicitas de suicidio o de abuso sexual. Esta es una precaución positiva ya que esas escenas no solo naturalizan esos actos sino que hasta podrían incentivar conductas imitativas en algunos adolescentes.

Hay, no obstante, otras cuestiones que debemos mencionar. No para cuestionar la realización como hecho artístico, ni el ejercicio de la libertad de expresión de sus autores y mucho menos para promover una censura social o familiar del contenido, pero sí para que sirvan como elemento de juicio especialmente para los adolescentes que pudieran ver la serie y para sus padres y docentes.

En el argumento de la primera temporada, y en realidad, desde el título de la serie, existen elementos que podrían ser interpretados como justificación del suicidio a saber:

El hilo argumental de la serie se basa en supuestas razones, que la protagonista expone en trece cintas de audio que se muestran como las “causas” que determinaron el suicidio. Estas supuestas causas, en realidad son situaciones verosímiles y frecuentes que lamentablemente muchos adolescentes tienen que afrontar. Especialmente aquellos adolescentes que pudieran sentirse identificados con alguna de ellas deben saber que si bien la historia en su conjunto, aun siendo una ficción, tal vez muestra una realidad, no es menos cierto que existen miles de historias reales de chicos y chicas que frente a las mismas situaciones no pensaron en el suicidio, o que si lo hicieron pudieron encontrar el modo de superar esos pensamientos. Por eso desde quienes nos dedicamos a la prevención del suicidio no hablamos de “causas” sino de “factores de riesgo”. O en otras palabras, situaciones que pueden aumentar el riesgo de determinadas personas de presentar conductas suicidas, pero que en todos los casos no son determinantes y siempre se pueden superar buscando la ayuda necesaria, ya sea en los padres, en un profesional, en un docente, en cualquier persona de confianza o, por supuesto, en nuestra línea de asistencia al suicida.