Yo, adolescente, una historia sobre adolescencia, suicidio y mucho más


La película de Nicolás “Zabo” Zamorano que se estrenó la semana pasada por Cinear nos habla de una época, en el sentido histórico de la palabra, en la que la tragedia de Cromañón y los cierres de boliches marcaron la adolescencia de muchos chicos. Pero también nos habla de una época en las vidas de todos nosotros, de esa categoría intemporal de la adolescencia. Una bella historia de amor, compañerismo y alegría, pero también una desgarradora historia de soledad, desesperación y desesperanza en que la muerte es un protagonista invisible pero omnipresente y el suicidio una alternativa. Tierna y emotiva, irónica y audaz, tan contradictoria como la propia adolescencia, tan real como la vida misma.

Su autor, Zabo, nos abre su diario íntimo y su corazón para mostrarnos una etapa conflictiva de su vida en la que sintió que estaba en peligro, como muchos adolescentes lo están, como tal vez todos lo estuvimos. Una etapa de emociones intensas y encontradas, en la que aprendimos a vivir como adultos y a su vez nos rebelamos contra ese destino inexorable de crecer; en la que fuimos vulnerables y en la que la desesperanza y el suicidio estaban cerca.

Con increíble honestidad Zabo nos muestra sus partes más débiles y nos cuenta de su inmensa necesidad de ser escuchado, de poner en palabras todos esos sentimientos que no puede contener. Y al hacerlo nos habla de las necesidades de muchísimos adolescentes que, aunque se muestren alegres y autosuficientes, tal vez estén sangrando por dentro.

Yo, adolescente es un alegato que nos interpela a todos, pero especialmente a los adultos, que nos preocupamos por la educación y el futuro de nuestros chicos pero que muchas veces no nos hacemos el tiempo suficiente para preguntarles “¿qué te anda pasando?”

El Centro de Asistencia al Suicida agradece a los realizadores y a Zabo que nos hayan invitado a la gala de estreno de esta obra tan importante para replantearnos el conflicto que significa el tránsito de la adolescencia para muchos chicos, el riesgo real que representan los pensamientos suicidas en esta etapa y la necesidad de estar más atentos y dispuestos a la escucha para que nuestros chicos encuentren contención y acompañamiento cuando los necesiten.

Y por supuesto agradecemos también a Zabo toda la difusión que viene haciendo de nuestra institución, nuestra tarea y nuestra Línea de Asistencia al Suicida, lo cual nos muestra que es un artista comprometido con su público y con los conflictos sociales que muestra en su obra.

Las opiniones vertidas en estas notas no necesariamente reflejan posturas oficiales del Centro de Asistencia al Suicida y se publican bajo exclusiva responsabilidad de sus autores.


1,080 vistas

Colaboran con el Centro de Asistencia al Suicida:

1/2

Línea de prevención del suicidio: tel:135 (línea gratuita)

(011)5275-1135 desde todo el país

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Blogger Social Icon
  • Instagram Social Icon

Si Usted también quiere colaborar, su aporte desde solo $ 50, hará que podamos brindar mejor asistencia a cada vez más personas que la necesitan. Ingrese aquí para registrar su donación.