Stephen Hawking y la lógica de la justificación del suicidio