top of page

Las verdaderas causas del suicidio



Existe una creencia muy difundida según la cual las personas se suicidan debido a problemas específicos en sus vidas. De hecho, cuando ocurre una muerte a causa de suicidio lo primero que se pregunta es :¿por qué lo hizo?; y se espera una respuesta como por ejemplo “tenía problemas económicos”, “su mujer lo engañó” o algo por el estilo. También en los titulares de los diarios solemos leer: “Se suicido por esto o por lo otro”. Sin embargo, aunque es posible que un problema específico actúe como disparador de la conducta suicida para determinadas personas en determinados momentos de sus vidas, la falacia de mostrar estos problemas como causas primarias de los suicidios queda al descubierto cuando consideramos que la gran mayoría de las personas que atraviesan problemas similares no se suicidan.


Aún así, podemos pensar que, pese a la enorme cantidad de excepciones, más problemas, es decir, menor satisfacción con la propia vida, debería implicar mayores tasas de suicidio. Esto también es falso. Las estadísticas nos muestran que no existe esta correlación. Países donde la población está muy disconforme como Haití o Armenia tienen tasas de suicidio mucho menores que otros como Japón o Finlandia donde las personas están más satisfechas con sus propias vidas. Fuente OurWorldInData


Esto no significa que la calidad de vida de las personas no sea importante. Por su puesto que lo es y debemos buscar su mejora tanto a nivel individual como comunitario. Pero, si realmente queremos prevenir el suicidio debemos atender otras cuestiones. Mirar las historias, y no solo las situaciones; lo social y psíquico, más que lo tangible y concreto.


El suicidio es un fenómeno complejo que pareciera no ajustarse a la lógica de causa y efecto. Sin embargo, diversos estudios determinaron que ciertas condiciones o circunstancias aumentan el riesgo de suicidio mientras que otras lo disminuyen. A estas condiciones o circunstancias se las llamó “factores de riesgo” y “factores protectores” de la conducta suicida respectivamente y son mencionados por la Organización Mundial de la Salud en sus documentos sobre prevención del suicidio. Es importante que la población conozca estos factores de riesgo y protectores para que no sigamos enfrascados en las explicaciones simplistas del tipo: “se suicidó por tal motivo” que solo nos llevan a distraer nuestra atención de los verdaderos problemas; pero más importante aún es que este conocimiento se transforme en acciones concretas, tanto a nivel individual como social, porque solo así lograremos una prevención del suicidio efectiva.


Puede encontrar una lista de factores de riesgo y protectores de la conducta suicida en los documentos de la OMS sobre prevención del suicidio, Especialmente en Prevención del suicidio, una guía para docentes. Como idea central, aquí solo diremos que casi todos ellos se refieren al mejoramiento de las habilidades de comunicación y sociales, o al mejoramiento de los entornos de convivencia. Y en ambos frentes podemos realizar acciones concretas todos los días.


Por empezar debemos aceptar que el suicidio es más un problema social que una cuestión individual; que no se relaciona tanto con los problemas de la vida como con nuestros recursos para afrontarlos, ya sea como individuos o como grupos humanos; y que todos podemos hacer algo para fortalecer estos recursos y así prevenir el suicidio. Las habilidades de comunicación y sociales se aprenden con el ejemplo y se mejora con el entrenamiento. Cuando nos proponemos ser más tolerantes, más comprensivos o más empáticos, cuando nos preocupamos realmente por los otros, sus problemas y sus circunstancias, cuando practicamos la escucha sin juzgar al otro, cuando lo acompañamos en la reflexión sobre sus alternativas sin pretender controlarlo, estamos mejorando nosotros mismos y a nuestro entorno social. Definitivamente, estamos haciendo prevención del suicidio.


Siempre habrá problemas, de eso se trata la vida. Pretender que desaparezcan es inútil. Lo importante es prepararnos para que cuando nos toque afrontar problemas realmente graves tengamos los recursos necesarios para hacerlo.


Si usted siente que sus problemas lo sobrepasan no dude en llamar a nuestra Línea de Asistencia al Suicida.


 

Ver también nuestro apartado: Usted puede prevenir un suicidio.


Las opiniones vertidas en estas notas no necesariamente reflejan posturas oficiales del Centro de Asistencia al Suicida y se publican bajo exclusiva responsabilidad de sus autores.


1990 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

2件のコメント


la verdad me siento vacío, q decir? Ya no confío en nada, ni en mi familia y novia, Estoy yendo mal en mi universidad, decepcione a mis papás que día a día se esfuerzan para darme lo mejor, enserio me siento mal , llevo así hace 6 meses .

いいね!
返信先

Hola! Como estas hoy?

いいね!
bottom of page